Bienvenido al blog de Moloni

Bienvenido al blog de Moloni

Aquí vamos a colocar las novedades sobre Moloni y el mundo de la facturación online.
InicioBlogGestión de empresas

FIFO y LIFO - ¿Qué son y para qué sirven?


2021-06-02

FIFO y LIFO - ¿Qué son y para qué sirven?

Conoce los varios métodos de valoración de stocks y decide que es lo que mejor se adapta a tu negocio y el tipo de productos se venden.

FIFO e LIFO - Imagen

La gestión de inventarios y stocks asume la importancia en dos vertientes de la vida y de la gestión empresarial: la gestión logística puede tener influencia en la gestión de espacios y en la de equipos de transporte o de la fecha de caducidad de los productos, por ejemplo; y la valorización de los productos por la empresa en el almacén, valores que tiene un papel fundamental en la fijación de los precios de venta o en la realización de campañas.

La compra de un mismo producto en distintos momentos y con distintos precios hace necesario establecer un método que distinga claramente los momentos y los productos asociados al mismo. Paralelamente, el uso de uno de estos métodos y técnicas permite al emprendedor tener un entorno organizado, con un control preciso sobre las unidades de entrada y salida.

Los métodos más comunes y utilizados para el control de inventario son FIFO y LIFO, siglas en inglés que significan "First In First Out " - primero en entrar, primero en salir y "Last In First Out" último en entrar, primero en salir. Todavía se utilizan otros métodos menos comunes, como FEFO “First Expired First Out", LIFO "Last In First Out" o LILO "“Last In Last Out". Asi como se debe considerar un método que combine el promedio de los costes que es el CPM, Coste Medio Ponderado.

Usar FIFO significa que los productos que se han comprado durante hace más tiempo son los primeros en venderse. Esto significa que el coste asociado a unidades de stock más antiguas es el primero en contabilizarse y en deducirse. Ya en LIFO, las unidades de stock adquiridas más recientemente son las primeras en ser vendidas siendo también contabilizadas y deducidas referente a los costes de las unidades más recientes. Los diferentes tratamientos contables y las distintas asignaciones de costes a los respectivos métodos también impactan en los resultados operacionales de la empresa, siendo que el uso de LIFO generalmente presenta resultados más bajos que el FIFO. Ambas valoraciones también tienen consecuencias para el reconocimiento de activos en el balance, ya que los valores incluidos por cualquiera de los métodos serán retratos diferentes de los activos que posee la empresa.

Así, en la medida en que la valoración contable tiene parámetros propios que condicionan los resultados, la elección del método con fines logísticos está más relacionada con los propios productos a almacenar y trasladar. Así, el FIFO se utiliza para mercancías en las que el tiempo de almacenamiento y tiempo de conservación es corto o medio o productos sin fecha de caducidad pero de sustitución como es el caso de los detergentes. LIFO ya es el método generalmente utilizado para grandes productos con alta rotatividad, con una vida útil reducida como es el caso de los productos diarios.

En caso de duda, consulta los servicios de asesoría para tener más información sobre los métodos que se adaptan mejor a tu negocio para medir los resultados y controlar los movimiento de stock.

¡Valoramos el contacto directo contigo!

¿Necesita ayuda?
¿Prefieres por teléfono, e-mail, chat o acesso remoto?
Formación continua a través de 200 FAQ´s online
¡No existe una atención al cliente igual!
Entra en contacto con nosotros

¡Regístrate y pruébalo gratis durante 30 días!

©2021 Moloni España

Programa de facturación online